lunes, 26 de octubre de 2009

Una propuesta para las inmobiliarias en México

Por Michel Rivera de López Portillo

El negocio de las rentas inicia en la Antigua Roma, como una de las actividades notables de los romanos.

Todo comenzó cuando se hizo notable la necesidad de vivienda y aparecieron los edificios de varios pisos, por el constante crecimiento de la población y el poco espacio territorial para construir casas.

Entonces los dueños de estos edificios eran gente de dinero que podía comprar y construir estos edificios e iniciaron el “alquiler de inmuebles”, y recibir el pago por la renta de estos, que en aquellos tiempos por la ley de la oferta y la demanda eran excesivamente costosos.

Pero los inquilinos no pudieron soportar los altos costos con viviendas de mala calidad y comenzaron a manifestar su descontento y es cuando interviene por primera vez el gobierno ante una crisis de los alquileres.

La intervención del gobierno condono las costosas deudas de los inquilinos y se redujo los contratos a un año de arrendamiento.

Considerando ofrecer al inquilino una vivienda en excelentes condiciones, además de que el propietario se comprometería a reparar los daños de la vivienda si los hubiera antes de arrendar un inmueble.

En la actualidad en México las empresas inmobiliarias están supervisadas por la AMPI (Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios), que es una asociación gremial que agrupa a los profesionales inmobiliarios con el objeto de proporcionar a sus clientes, servicios de calidad mundial, mediante extensos programas de capacitación y actualización.

Se considera ideal que una empresa dedicada al ramo ofrezca lo siguiente:

- La promoción del inmueble en los diversos medios de publicidad escrita e Internet, además de visitas con potenciales clientes a su propiedad.
- El avalúo de su inmueble para comprobar que este dentro de los costos del mercado.
- En el estudio de mercado también se inspeccione los alrededores del inmueble.
- Se le tomen fotos al inmueble y se haga un inventario para la entrega y contraentrega de este.
- Una póliza jurídica o legal, la cual protegería al arrendador y arrendatario.
- Administrar las rentas de su inmueble (opcional)
- Cada dos meses comprobar personalmente con el arrendatario el pago oportuno de servicios, para evitar deudas en los servicios.
- Precalificación de prospectos
- Absoluta confidencialidad de propuestas y contraofertas, siempre en el mejor de los intereses.
- Negociación con los prospectos interesados en la propiedad.
- La póliza incluiría pago de rentas, servicios, gastos judiciales en caso de juicio de desahucio por incumplimiento o terminación anticipada, seguro de daños al inmueble, fianza de pena convencional.

Si su propiedad es con el fin de venta:

- Realizar un estudio de mercado para comprobar que su propiedad se encuentra dentro de los precios del mercado.
- Avalúo de su propiedad
- Promoción de su inmueble dentro los principales medios de publicidad escrita y en Internet, además de visitas con clientes a la propiedad.
- Contar con gestoría para cualquier tramite que requiera el inmueble
- En conjunto con el propietario determinar un precio estratégico de venta, teniendo en cuenta las condiciones del mercado.
- Precalificación de prospectos
- Absoluta confidencialidad de propuestas y contraofertas, siempre en el mejor de los intereses.
- Negociación con los prospectos interesados en la propiedad.
- Revisión de documentos analizando aspectos legales y fiscales de la propiedad.
- Compromiso con el seguimiento del papeleo, contacto con la notaria respectiva hasta la firma de escrituras y entrega de la propiedad y documentos correspondientes.

2 comentarios:

JHLPS dijo...

Interesante los antecedentes... seria conveniente establecer cuales pudieran ser los pros o contras que una inmobiliaria administre tu propiedad.

Saludos

articulos interesantes y opiniones dijo...

Los pros:

-El cliente no tendrá preocupación alguna por su inmueble ya que el asesor inmobiliario se encarga de todo trámite, en relación al pago oportuno de rentas, mantenimiento y servicios de este, en conjunto con el arrendador.

-El asesor inmobiliario se encargara de acudir cada 6 meses durante la duración del contrato para comprobar que el inmueble se encuentre en buenas condiciones.

Contras.

- El arrendatario no tendrá contacto alguno con el arrendador.